Los bañadores son prendas muy delicadas y necesitan cuidados especiales. Te vamos a dar algunas indicaciones sobre cómo lavar tus bañadores y bikinis para que estén siempre perfectos y te duren muchos años.

  • Hay que enjuagarlos muy bien después de cada uso para eliminar los restos de cloro, sal, arena, etc…
  • Lava los bañadores de vez en cuando a mano con un jabón suave.
  • Enjuágalos y escúrrelos muy bien pero de forma delicada. No los retuerzas.
  • Para secarlos es preferible que estén en posición horizontal y a la sombra. Si no tienes más remedio que ponerlos al sol dales la vuelta.
  • Nunca guardes un bañador húmedo, deja que se seque por completo.
  • No laves tus bañadores a máquina, son prendas muy delicadas y podrían estropearse.
  • ¡No uses la secadora!

Si la temporada de baño ha terminado y quieres conservar los bañadores como nuevos para el verano siguiente, quizás te interese echar un vistazo a nuestro consejo «Cómo guardar los bañadores en invierno».

Autor Oyster