Sinónimo de seducción, el bikini lleva décadas levantando pasiones y sigue en boca de todos. A estas alturas ya nadie pone en duda que para ser la reina de la playa tienes que vestirte como tal.